• El certamen más prestigioso del mundo entrega 4 oros y 2 platas a la bodega de Calles
  • Vegamar Blanco 2017, Esencia 2015, Selección Syrah 2017, Dominio de Calles crianza 2015, Selección Merseguera 2017 y Selección Garnacha vuelven de China con premio

Dominio-de-Calles-Crianza

El 2017 es el gran año de Bodegas Vegamar. En lo que va de año la bodega de Calles, en el Alto Turia de la DOP Valencia ha logrado medallas en todos y cada uno de los certámenes nacionales e internacionales en los que ha participado. Da lo mismo si es en Alemania, Francia, Reino Unido o España… si es para monovarietales o es para vinos y mujer, al final siempre aparecen los vinos de Vegamar haciéndose un hueco entre los primeros puestos.

Esta vez ha sido el premio gordo, ya que el Concurso Mundial de Bruselas, que con su itinerancia este año ha viajado a Pekín, donde ha sido aclamada entre las mejores bodegas del mundo al lograr cuatro oros y dos platas entre algo más de 9.000 vinos de todo de 48 países productores. El Concurso de Bruselas es el más importante del mundo en cuanto a muestras recibidas con diferencia, siendo en el mercado anglosajón y europeo una referencia de primer orden para los importadores. Vuelven con oro el Vegamar Blanco 2017, Esencia 2015, Selección Syrah 2017 y el Dominio de Calles crianza 2015, siendo las platas para los jóvenes Selección Merseguera 2017 y Selección Garnacha.

 Revolución en el Alto Turia en toda regla

Vegamar demuestra que es grande tanto haciendo vinos jóvenes monovarietales autóctonos, como son los de garnacha y merseguera, como con variedades foráneas, el Syrah. Todos ellos son vinos que se cultivan en las mesetas que rodean Calles, haciendo de estos parajes un lugar muy singular. Tiene especial importancia porque hasta la apuesta de Vegamar por este territorio, el viñedo había retrocedido hasta mínimos históricos, mientras que ahora la bodega ha demostrado la viabilidad del territorio tanto con uvas autóctonas como foráneas, especialmente desde el desembarco en la dirección técnica del enólogo Pablo Ossorio, que con la gestión directa de la otra enóloga, Maripaz Quílez, han revolucionado el Alto Turia y la DOP Valencia.  

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Categories: Premios

Comments are closed.