• Anoche se presentó en Valencia el nuevo Cava Vegamar Esencia primera experiencia en España de Chardonnay & Garnacha .
  • También se estrenó el innovador tinto Vegamar Esencia 2014, un tinto criado en barrica 14 meses de garnacha y syrah
  • Vinos pegados al terruño, etiquetas metalizadas y de madera, grapa en el tapón y botellas individualizadas, detalles para exaltar la gama más cuidada de los vinos de altura de Vegamar

botellasValencia, 18 de octubre de 2016.- Anoche Bodegas Vegamar presentó en su Bodega Urbana de Valencia, en la calle Colón 37, los nuevos vinos de la gama Esencia que están llamados a convertirse en los buques insignia de la bodega de Calles por la selección de las parcelas que se utilizan para su elaboración, lo innovador del coupage  y crianza, y hasta por la presentación con una imagen de derrocha exclusividad… pero a precios razonables.

A mediodía se había presentado a la prensa especializada de la Comunitat, que ya mostró su sorpresa por la imagen de los dos vinos, el Cava Esencia de Vegamar y el tinto Vegamar Esencia 2014, así como por la singularidad y calidad de ambos. Por la tarde fueron los socios del club Vegamar, enófilos que siguen las iniciativas de la Bodega Urbana de Vegamar con gran interés. El director técnico de Vegamar, el enólogo Pablo Ossorio, explicó las novedades de esta gama, “donde queremos trasladar a la botella lo mejor de lo mejor, de ahí la palabra esencia, lo que define un gran producto después de quitar todo lo accesorio”, dijo.

esencia-copia Acompañado de José Hidalgo, el enólogo artífice del cava, y de la también enóloga de la bodega Maripaz Quílez, el equipo de Vegamar presumió de vinos con dos productos pensados tanto para el mercado nacional como el de exportación al innovar con sus atrevidos coupages. El Vegamar Esencia es el primero de la DO Cava que se atreve con un coupage de garnacha y chardonnay. Siguiendo el saber hacer de la región de Champaña,  Vegamar introduce la clásica chardonnay para dar cuerpo y durabilidad al envejecimiento del cava durante 20 meses, pero la acompaña con la uva tinta de garnacha, típicamente valenciana y que le aporta el terroir a la variedad internacional.  Son uvas de las zonas del Pinedo y la Portera, de las inmediaciones de Requena, dos parajes de los más afamados para estas variedades y fruto de varios años de experimentación en la búsqueda de algo diferente y exclusivo, pero pegado a la tierra. El resultado es un blanc de noirs, es decir, un blanco elaborado a partir de uvas tintas para aportar aromas y complejidad, y que está nada menos que 20 meses con las levaduras antes de salir al mercado. La botella es singular, a la que se añade una etiqueta metalizada que aguantará perfectamente en la cubitera sin riesgo del feo efecto de que se despegue. Una grapa en vez del morrión de alambre tradicional será el distintivo del cierre de corcho natural, el único cava valenciano que tendrá este cierre.

En cuanto al tinto, el Vegamar Esencia 2014 es un tinto que “sorprenderá y que pide seguir bebiendo” en una cena. Un vino para disfrutar largamente y no catar simplemente, pensado para compartir y apto para gente dispuesta a dejarse seducir por un vino atrevido al mezclar el syrah, la variedad que mejor se ha adaptado a los suelos del Alto Turia de todas las foráneas, con la garnacha del terruño.  El roble francés hace su trabajo durante catorce meses para dar un resultado sensacional. La bodega consigue con estos vinos un tipo de producto en el que la distinción la pone la variedad autóctona cultivada a gran altitud a pesar de la proximidad del mar, pero con el denominador común de una variedad bien conocida en el mercado internacional. De este modo será más fácil romper prejuicios hacia variedades desconocidas fuera de nuestras fronteras, al tiempo que en el mercado nacional singulariza nuestros vinos con estos aportes foráneos, pero que tan bien se han adaptado a los suelos valencianos.

 
facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un Comentario